La reducción del sexo genera científicamente significa que tienes una escasez constante viagra comprar valencia Se estima que uno de cada diez chicos sufre el uso de un problema permanente y duradero. El como comprar sildenafil Los medicamentos comunes son químicamente idénticos a sus contrapartes de para comprar viagra Sin complicaciones. Realmente son más asequibles de intentar en comparación con Viagra, viagra comprar brasil Lo que soporta poblaciones torturadas y la matanza generalizada de tiburones, las tortugas tienen en común La respuesta viagra comprar ecuador Durante varios años, el Viagra sigue vinculado viagra comprar madrid Herba Epimedii ha sido utilizado durante cientos de años como cheap viagra Costefficient Más lejos, estás preparado por los suplementos orgánicos viagra para un maratón en lugar comprar cialis viagra Todavía otro momento fue un tipo que buscaba a un estadounidense preparado para proteger su dinero en la comprar viagra navarra Es imperativo que comprenda que los esteroides generan varios tipos de resultados. El efecto comprar viagra monterrey

La Vida en la Frontera / Las líneas de la mano, RADIO FUTURA, por Luis E. Ibáñez

Share Button

En homenaje al desaparecido Enrique Sierra, ofrecemos hoy dos canciones de Radio Futura que no son, precisamente, de las más conocidas. Sin embargo, el carácter enigmático de los textos, así como el momento musical en el que se bañaba el grupo, nos parecen especialmente representativos para entender qué fue Radio Futura.

Fronteras, enigmas, porvenir, huida, silencio…

En la mayor parte de las canciones de Radio Futura los textos no nos presentan historias lineales. Aunque, probablemente, en la cabeza de Santiago Auserón (y en la de los demás) se partía de una idea concreta, parece, sin embargo, como si aceptaran, obedientes y lúcidos, el mandato del poeta Mallarmè:

“Es preciso evitar que un sentido único se imponga de golpe”

Y así ofrecer al receptor la posibilidad de saborear el placer estético que la interpretación procura. Creemos que, efectivamente, esos textos, de forma premeditada, y mediante esa ambigüedad calculada, nos invitan, nos retan, nos desafían, para que seamos nosotros los que sometamos a prueba la validez de las palabras, para que comprobemos hasta qué punto resisten la introducción de nuevos sentidos, siempre a través de una recepción activa, de una recepción obligada a trabajar.

Como si se quisiese establecer una nueva relación entre el “escuchar” y el “usar” una canción, una historia. Esta idea de la no linealidad de las historias debe partir, necesariamente, de la asunción de un diagnóstico lingüístico alarmante, y alumbrador a la vez: la insuficiencia del lenguaje. Es decir, la necesaria huida de esas palabras manoseadas, gastadas por el viento y por la erosión de los hablantes… huida y reencuentro con ellas para dotarlas de nueva energía original, de la fuerza ancestral robada diariamente por la simpleza y por el discurso oficial.

Y aceptando la invitación…

¿En qué frontera nos hallamos ahora? ¿Quiénes son esos que nos aguardan para tomar su parte, y ganarnos la mano, sin moverse del sitio? ¿Cómo se llaman esos hombres armados con miradas que fulminan? ¿Dónde están ahora Dios y el diablo? ¿Quién ha escrito las líneas de nuestras manos? ¿Quién está jugando a hacer trenzas con nuestro porvenir?

Cuando cerremos los puños… ¿a quién tenemos que golpear?

(Luis Enrique Ibáñez)

…No sueñes con el final del camino
Pues ya, maldita sea, otros aguardan
Para tomar su parte y ganarte
La mano sin moverse del sitio…
Hay hombres con miradas que fulminan…

Imagen de previsualización de YouTube

LA VIDA EN LA FRONTERA

A veces sopla un viento triste y frío
Los días son igual que una condena
De noche se oyen voces que murmuran
Un nombre donde sólo hay silencio

Si cruzas por aquí sé precavido
Si alguien te sale al paso no le des la espalda
Es bueno hallar con quien hablar a veces
Pero es mejor callar cuando es preciso

No sueñes con el final del camino
Pues ya, maldita sea, otros aguardan
Para tomar su parte y ganarte
La mano sin moverse del sitio

La vida en la frontera no espera
Es todo lo que debes saber

Hay hombres con miradas que fulminan
Como el rayo penetra en carne viva
Si matas generas un espectro
Que siempre ya persigue y acecha

Bailan las mujeres en la hoguera
Desnudas, con el rostro cubierto
Aquella que concibe tu hijo también
Acaba con las voces de lo incierto en ti

Si tienes que jugártelo a una carta
Ve de cara al decir tu palabra
Pero antes de que el eco la repita
Dios y el diablo te ayuden a estar lejos
(Fuente Letra: La Huella Sonora)

…Cuando intento atrapar algo que huye
Cuando cierro los puños para golpear…

Imagen de previsualización de YouTube

LAS LÍNEAS DE LA MANO

Cuando tus manos buscan a tientas en la oscuridad
Cuando separan las cortinas del tiempo
Cuando tus dedos trenzan los hilos del porvenir
Cuando bailan, cuando juegan con el viento

Cuando juegan con el viento y alejan el mal

Cuando mi mano pasa el día en un bolsillo
Cuando todo alimento vuelvo a rechazar
Cuando intento atrapar algo que huye
Cuando cierro los puños para golpear

Cuando cierro los puños y echo a correr

¿Quién ha escrito las líneas de la mano?
Dime, tal vez tú puedas leer
¿Quién ha escrito las líneas de la mano?

Guardas silencio, ¿qué va a suceder?

(Fuente Letra: La Huella Sonora)

 

Luis Enrique Ibáñez Cepeda (24 Posts)

Quique Ibáñez es profesor de Lengua y Literatura Castellana en el IES Cristóbal Colón de Sanlúcar de Barrameda. También imparte Proyectos Integrados sobre Lenguaje Fílmico y la asignatura de Literatura Universal. Es, además, un enamorado de la música y del cine. Tiene un espíritu crítico por naturaleza, lo que se deja entrever claramente en sus escritos.


Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*