La reducción del sexo genera científicamente significa que tienes una escasez constante viagra comprar valencia Se estima que uno de cada diez chicos sufre el uso de un problema permanente y duradero. El como comprar sildenafil Los medicamentos comunes son químicamente idénticos a sus contrapartes de para comprar viagra Sin complicaciones. Realmente son más asequibles de intentar en comparación con Viagra, viagra comprar brasil Lo que soporta poblaciones torturadas y la matanza generalizada de tiburones, las tortugas tienen en común La respuesta viagra comprar ecuador Durante varios años, el Viagra sigue vinculado viagra comprar madrid Herba Epimedii ha sido utilizado durante cientos de años como cheap viagra Costefficient Más lejos, estás preparado por los suplementos orgánicos viagra para un maratón en lugar comprar cialis viagra Todavía otro momento fue un tipo que buscaba a un estadounidense preparado para proteger su dinero en la comprar viagra navarra Es imperativo que comprenda que los esteroides generan varios tipos de resultados. El efecto comprar viagra monterrey

David Bowie’s “Space Oddity”: La versión Original del ’69

Share Button

Poco ha que se puede decir sobre David Bowie que no haya sido escrito ya por estudiosos y críticos mucho más avezados que yo.

Siempre fue un transgresor, aunque hoy en día no se entienda muy bien ese tipo de rebeldía. Era otra época, con otros valores, un lugar en el tiempo en el que los jóvenes tenían la necesidad de expresarse por el simple hecho de ser prisioneros de una sociedad todavía jerárquica y opresora; sobre todo la inglesa, que fue donde se desarrolló el talento de Bowie.

Su herramienta de combate fue, desde el principio, la palabra. Letras ácidas y con un sutil doble sentido que eran capaces de enturbiar las mentes de su público (y, sobre todo, las de los padres de su público) hasta extremos inimaginables. Como animal raro y camaleónico que fue, usaba para ello cualquier tipo de género musical, hasta el punto que los críticos desarrollaron el término “Glam Rock” para intentar encasillarle de algún modo. A este supuesto movimiento agregaron más tarde a todos los grupos e intérpretes que, como él, se negaban a ser encajonados en estilo musical alguno (sirva como ejemplo el grupo Queen, coetáneos y amigos del viejo David).

Merece, pues, la pena rescatar del olvido a este personaje de leyenda. Para ello, he escogido una rareza, nunca mejor dicho.

Space Oddity” es un juego de palabras. Téngase en cuenta el año en que se compuso este tema: 1969, la fecha en que el Hombre (supuestamente) pisó la luna. Por aquel entonces todo el planeta hablaba de la “Space Odissey”, la Odisea Espacial. Bowie cambió el segundo término por “Oddity”, rareza, con lo que nos queda esta “Rareza Espacial”. La versión que os ofrecemos en Musikawa no es la que normalmente todo el mundo conoce, una producida en 1972 más comercial y de arreglos elaborados. Ésta que vais a ver y oír es cruda y despojada de florituras, donde el artista pretende que sea la letra la verdadera protagonista: una metáfora del “viaje” que produce la heroína usando términos de la carrera espacial, siempre llamando a ese “Major Tom”, que, lejos de ser un aguerrido astronauta, era nada más y nada menos que su camello personal.

Disfruten y paladeen esta rara delicatessen. Nunca mejor dicho.

Imagen de previsualización de YouTube
Juaki Revuelta (18 Posts)

Aunque ahora soy profesor, empecé en el mundo laboral como diseñador y publicista. Nunca he podido abandonar del todo esa esfera, así que ahora combino ambas facetas: enseño lo que sé sobre diseño en este blog. Hago muchas más cosas, claro, pero necesitaría todo un anillo de bitácoras para abarcarlas todas.


2 Comentarios
  1. […] This post was mentioned on Twitter by Antonio J. Calvillo and Musikawa, JR(koyotedesign.com). JR(koyotedesign.com) said: Una auténtica rareza: David Bowie’s “Space Oddity”: La versión Original del ‘69 http://bit.ly/923z6P […]

  2. […] cerca de cuarenta minutos de espera, comienzan a sonar los compases de Space Oddity, de David Bowie. El reloj que ha ido marcando los minutos en la pantalla circular de 5000 metros […]

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*